Noticias
Aspectos destacados del mercado de asfalto en América Latina

El mercado latinoamericano del asfalto está en expansión, ya que el asfalto se utiliza con mayor frecuencia en los sectores de la construcción y el transporte en las naciones en vías de crecimiento.

De acuerdo al Market Report Historical and Forecast Market Analysis de la firma especializada EMR, el mercado de la construcción en América Latina ha marcado su existencia con una fuerte cuota de mercado a partir de un valor registrado de USD 255 mil millones en 2021 y para el período de pronóstico de 2023-2028, se prevé que la tasa de crecimiento anual compuesta sea el 3,8%.

El registro expansivo en las actividades inherentes al asfalto, está concatenado con la expansión de la actividad de la construcción.

“La industria de la construcción está prosperando en la región de América Latina con un crecimiento exponencial en los sectores de infraestructura pública y privada. Existe una gran necesidad de infraestructura robusta, lo que resulta en el desarrollo del mercado de la construcción en la region. Además, el tamaño del mercado de la construcción también está proliferando debido a la creciente demanda de construcción en el sector residencial con el aumento de la población”, refiere el informe del EMR.

De ahí que estas variables no deben analizarse de maneras separadas y conviene relacionarlas para comprender a fondo el mercado del asfalto en Latinoamérica.

El salto cualitativo de América latina

La correlación entre el sector construcción y el asfalto es muy grande, dado que se trata de variables relativas a la expansión de la urbanización para fines comerciales, residenciales e industriales. De ahí que el impulso de la construcción implica un impulso del mercado del asfalto.

Debido a la rápida urbanización, al aumento de la población y el crecimiento económico regional, el sector residencial de América Latina se expande continuamente.

Varias formas de vivienda residencial, incluidos edificios de altura, casas de campo, urbanismos, suburbios, así como edificaciones comerciales e industriales etc., componen la matriz expansiva de la actividad de la construcción.

Además, los gobiernos regionales están tomando iniciativas para construir viviendas y se espera que “esto encabece el crecimiento de la industria de la construcción masivamente”, según el informe del EMR.

Como elemento adicional, la región latinoamericana está aprovechando el apuntalamiento de su economía no solo en la expansión de la urbanización. Los gobiernos también han aplicado medidas de “consolidación” de áreas urbanas, áreas suburbanas y rurales, que se habían conformado en el pasado de manera desordenada o no planificada.

Las condiciones de las barriadas latinoamericanas están cambiando, actualizando y mejorando sus condiciones generales de infraestructura, mediante la disposición de obras de urbanismo, como drenajes, aceras, brocales, cunetas y también capa asfáltica.

De acuerdo a cifras de Data Insights publicadas por la plataforma de inteligencia de negocios Bnamericas, en la región latinoamericana hay una aceleración de los proyectos de infraestructura este 2023.

Estos alcanzan un monto de por 4.660 millones de USD, que entraron en construcción en el primer trimestre de este año en Latinoamérica, un 88% inició trabajos en el primer bimestre, lo cual “en una saludable señal de un sector clave para despertar las golpeadas economías latinoamericanas”, refiere BNamericas.

Esta firma rastrea la actividad de más de 23.000 proyectos industriales en Latinoamérica y los datos agregados permiten estimar el inicio de etapas clave en distintas industrias y países. En el caso de infraestructura, en lo que va de 2023 han partido tareas de construcción o preconstrucción en un total de 23 grandes proyectos que demandarán una inversión de unos 4.100 millones de USD.

Todos estos indicadores refieren claramente una actividad expansiva que impulsará en consecuencia el requerimiento de asfalto a escala regional.

Con la expansión de las diferentes modalidades de urbanismo, el requerimiento adicional de asfalto adquiere volúmenes superiores, considerando que aunado a los nuevos desarrollos, el asfalto se mantiene en constante demanda en razón de la rehabilitación de vialidad.

Potencial regional

En 2021, el volumen del mercado de asfalto fue de 28 millones de barriles en América Latina. Considerando la expansión prevista de 3,8 puntos para los años en curso, el envión de la actividad está en desarrollo justo ahora.

En ello coincide el sitio web Carreteras Panamericanas, especializado en el tema del asfalto. Según la redacción de este medio, la región “empieza a recuperarse de los proyectos paralizados y los diferentes gobiernos están inyectando inversiones en infraestructura vial”. Consideran que el proceso de recuperación transcurre frente a una demanda de más y mejores carreteras e infraestructura.

Según un reporte de la consultora y sitio de datos Skyquest, el tamaño del mercado de asfalto se valoró en USD 3.800 millones en 2021 y crecería a USD 4.000 millones en 2022 con proyecciones de crecimiento hasta 5.670 millones de USD para 2030. Esto implica un crecimiento del sector estimado 5,1 % en el período de pronóstico 2023-2030.

La cuenta de países líderes en producción de asfalto, por capacidades instaladas y toneladas en la región latinoamericana son; México, Brasil, Colombia, Venezuela y Argentina.

En el caso de México, con 6 refinerías, cuentan con gran capacidad instalada al generar asfalto como subproducto derivado del crudo.  El volumen de asfalto en México corresponde a 1.585.000 toneladas métricas producidas en suelo mexicano, contando además con unas 262.000 toneladas métricas importadas, principalmente desde Estados Unidos y Canadá, para satisfacer la demanda nacional, acorde a datos de 2020.

Brasil por su parte, siendo una economía en gran expansión por más de 3 décadas, ha desarrollado infraestructuras y tecnologías para poder desarrollar sus capacidades de producción de asfalto, sobre 1.300.000 toneladas métricas al año acorde a datos de 2019. Pero además, ha saturado la demanda de asfalto para atender sus necesidades mediante una demanda anual de más de 2 millones de toneladas métricas al año, superando su producción nacional, acorde a datos de Petrobras.

Colombia es un país donde la actividad de producción de asfalto se ha ido expandiendo de manera muy significativa. En 2019 Ecoppetrol reportó un aumento anualizado de 30% en la producción de asfalto, alcanzando así un aproximado de 430.000 toneladas métricas.

En 2022, Colombia exportó 267.000 toneladas de asfalto de diversos tipos, lo que representó un incremento de cerca del 50 % de exportación frente al año anterior, cuando se vendieron al exterior 179.000 toneladas. La Empresa estima que la oferta de este producto, tanto para el mercado doméstico e internacional, se siga incrementando, según Ecopetrol.

Colombia es un país que es autosuficiente para satisfacer su necesidad y además es un exportador regional, alcanzando el mercado de Puerto Rico, Bolivia y Chile.

Venezuela es un caso muy particular. Pese a que el país cuenta con la reserva petrolera más grande del mundo, superando los 330.000 millones de barriles, y aunque goza de una importante infraestructura para la producción de derivados de crudo, por razones de las medidas de bloqueo en contra de su economía, Venezuela tiene muchas capacidades restringidas.

La magnitud del impacto de estas medidas contra Venezuela es tal, que han mermado considerablemente sus capacidades de producción de asfalto de maneras abismales.

Esto se puede constatar pese a la opacidad de los datos divulgados por Venezuela en los últimos años, pero sirve como referente, de acuerdo al sitio de difusión de datos Tilasto, que Venezuela para el año 2012, -antes de las sanciones- produjo 888.000 toneladas métricas de bitumen de asfalto, mientras que el último dato disponible del año 2020 refiere una producción de solo 268.000 toneladas.

Según el Observatorio de Complejidad Económica (OEC por sus siglas en inglés), pese a las grandes limitaciones comerciales de Venezuela, en 2021 el país exportó asfalto equivalente a un monto de 3.820.000 USD, siendo el exportador número 36 de asfalto en el mundo. En el mismo año, este rubro fue el producto número 49 más exportado en Venezuela, evidentemente a un nivel muy por debajo de años anteriores, lo cual refiere los serios límites del país en exportar su producción y sostener su industria en este rubro.

Por su parte Argentina, de acuerdo a los datos abiertos ofrecidos por la firma Tilasto, produjo 336.000 toneladas métricas de asfalto bituminoso en 2021. Sin embargo, el incipiente desarrollo de enclaves energéticos como Vaca Muerta, a cargo de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), así como debilidades estructurales en la producción de la cadena del asfalto, no han permitido el salto significativo del país para convertirlo en exportador.

Pese a ser uno de los grandes productores de la región, Argentina sigue cubriendo sus necesidades mediante la importación.

Estos datos generales de algunos países de la región, refieren que Latinoamérica goza con un importante potencial para el desarrollo de asfalto en dimensiones múltiples.

Goza de una significativa base de recursos energéticos, cuenta con una relativa capacidad instalada que puede seguir expandiéndose, pero además, es un enclave geográfico con un alto requerimiento debido a razones combinadas, como el crecimiento demográfico y de sus economías, el patrón de incremento que tiene el sector de la construcción, así como la consolidación de sus perimetrales urbanas mediante una constante inversión pública.

Estas condiciones abren perspectivas diferenciadas para cada país. Esto es muy importante destacarlo.

Países como Venezuela, con una enorme base de recursos, podría volver al mercado de asfalto de manera consistente sólo si el gobierno estadounidense crea las licencias necesarias para que el país pueda relanzar esas actividades comerciales. El país está limitadamente inserto en el mercado internacional de asfalto de manera esquiva a las medidas coercitivas en su contra.

En cambio México, Brasil, Argentina, así como otros países de Centroamérica y el Caribe, seguirán aumentando sus requerimientos mediante el claro vínculo entre el sector de la construcción y el mercado de asfalto.

El mercado latinoamericano de asfalto presenta condiciones claras de un extraordinario dinamismo.

Servicios

EMAIL

Teléfonos

Copyright @ AAMYR Trading Inc. 2023
Términos & Condiciones

¡Gracias por contactarnos!
Tu mensaje ha sido enviado exitosamente. Pronto estaremos en contacto contigo para atenderte